KIEN Y KE HISTORIAS

Jorge Lizarazo es una de esas personas que nació con el arte marcado en las venas. Todo lo que hace y dice en la vida tiene su ADN tatuado: su casa, su oficina, su taller.
Es el famoso tejedor de Hechizoo, cuyos tapetes pasaron del piso a la pared como auténticas obras de arte, que se valorizan con el tiempo, en la medida que expone en galerías y museos, y le compran los más famosos diseñadores del mundo para adornar los palacios de las realezas orientales y europeas.
Es bogotano, estudió arquitectura en París, y en su búsqueda artística, cuando volvió a Colombia, descubrió el arte de tejer. Carlos Vera y Liliana Jaramillo lo introdujeron a ese mágico mundo donde mezcló los hilos de plata, cobre y oro, con fibras naturales, y además a veces cristales y en otras ocasiones piedras preciosas. Tiene más de 2500 materiales en el almacén de su taller en el 20 de julio, en donde después de entrar sus amigos y clientes se transportan al mundo de sus tejedores.